Como sentirse bien con uno mismo

Cada día es mas complicado sentirse bien con uno mismo. Vivimos en un mundo en constante cambio, rodeados de personas que intentan demostrar constantemente que son los mejores. Esto genera cierta apática y rechazo. Cada vez que se te acerca alguien a hablar contigo, saca a relucir el narcisista que lleva dentro. Su vida parece sacada de una película de Hollywood. Son historias tan alejadas de la vida real que te preguntas, ¿de verdad eres feliz con tu vida? ¿Crees que intentando impresionarme vas a conseguir algo?

En las grandes historias ves las grandes carencias de las personas. Necesitan que alguien les diga que son increíbles. Que su vidas son apasionantes. Da la sensación de que a nadie le gusta ya vivir en este mundo. Vivimos tan sumergidos en las redes sociales, llenas de fantasías y de fotos retocadas de ensueño, que nuestra vida nos sabe a poco y necesitamos edulcorarla con misterio y fabulas. Deberíamos ser mas naturales, hablar mas con el corazón, estar mas en contacto con la naturaleza y olvidarnos de intentar impresionar al resto.

Como sentirnos bien con nosotros mismos

1. Para empezar deberías aceptarte tal y como eres, con nuestras virtudes y nuestros defectos. Somos humanos como el resto de mortales y nadie es mejor que nadie. Unos tendrán unas cosas y otros otras. Cada uno tiene su esencia y ahí esta la gracia de conocer a gente nueva, en descubrir personas naturales con encanto, que no intentan demostrar nada, solo compartir momentos divertidos sin ningún tipo de pretensión.

“Ser uno mismo en un mundo que constantemente trata de que no lo seas, es el mayor de los logros”. -Ralph Waldo Emerson-

2. Nunca debemos compararnos con nadie. Cada persona es diferente y vive vidas diferentes. Hay personas que nacen con riqueza y otras con pobreza. Unos nacen en familias estructuradas y otros en familias destructuradas.  Hay siete mil  millones de vidas y cada una diferente, por lo tanto, no te compares con nadie. Solo descubre a esas personas, su cultura, costumbres y forma de vida. Te abrirá mucho tus puntos de vista sobre el mundo y eso te hará sentirte mas humano, empatico y humilde. En definitiva, mas feliz al sentir que tienes una experiencia vital mas profunda y cercana a la realidad.



3. Acepta tu pasado. El pasado ha pasado y por él nada hay que hacer. Siempre pienso que en nuestro pasado fuimos nosotros los que tomamos las mejores decisiones que se podían tomar en ese momento y por tanto, no hay nada de que quejarse o juzgarse. Tomamos las mejores decisiones que pudimos en ese momento de nuestra vida. Así que es mejor cerrar el cajón de los recuerdos y trabajar nuestra mente para tomar las mejores decisiones en nuestra vida. Esas decisiones, que pronto se convertirán de nuevo en pasado y de las cuales no debemos arrepentirnos. 

4. No pienses excesivamente en tu futuro porque la mente es ahí donde te quiere tener, en ese vació existencial donde ella pueda jugar a destruirte. Nunca te deja en paz porque siempre encuentra tu punto débil, tus miedos. Así que cada vez que te venga un pensamiento destructivo sobre tu futuro, piensa en lo malvada que es tu mente. Esta jugando contigo para ponerte a prueba.

5. Relacionate con personas que te hagan sentir bien, que te valoren y que sus palabras no te hieran. Que sientas que estas con alguien que te quiere y que jamas haría nada que te perjudicara. Que hablan sin ambigüedades y siempre la comprensión y compenetración es plena. Que puedas mantener horas de conversación sin darte cuenta. El que tiene un amigo, tiene un tesoro.  Aportan mucho valor y momentos únicos a nuestra vida y sobre todo, puedes confiar en ellos. Ese es el verdadero valor de un amigo o de una pareja, poder confiar en ella sin miedo a que te traicione. Hoy en día es complicado encontrar personas así. Hay mucho interés, manipulación, mentiras y trampas, por lo tanto, elige bien a tu pareja y a tus amigos. Ellos serán tu nueva familia y los que te acompañaran a lo largo de tu vida.

6. Valora todo lo que tienes en tu vida. Es un paso fundamental para sentirte bien contigo mismo. Cada día repasa las cosas que has conseguido con tu esfuerzo y siéntete orgulloso. Para mi, hay cuatro pilares básicos en la vida de una persona y si los tienes, puedes sentirte muy feliz. 

  1. Valora que tienes salud y energía para hacer cualquier cosa que te propongas en la vida. La salud es el motor de tu vida. 
  2. Valora el amor que siente tu familia, tu pareja y tus amigos por ti. El amor es la gasolina del motor.
  3. Valora el dinero que tienes y encárgate de gestionarlo bien para tener tranquilidad y vivir sin preocupaciones económicas.
  4. Valora tu tiempo y realiza las actividades que realmente te hacen feliz. Sin tiempo no hay vida. ¡El tiempo es libertad!