Como encontrar y mantener la motivación

¿Cómo encontrar la motivación para  empezar a hacer ejercicio, comer sano, cambiar un mal habito o estudiar? ¿Cómo mantienes la motivado?

Estas son preguntas que todos nos hemos hecho alguna vez. La motivación puede significar cosas diferentes para cada uno, pero al final se trata de encontrar la voluntad de hacer algo y seguir haciéndolo, incluso los días que sientes que la meta que tenías ya no significa nada. La motivación consiste realmente, en conseguir dominar y gobernar nuestra mente para que haga lo que nosotros le indiquemos. Suena más fácil de lo que es en realidad, ¿verdad?.

En primer lugar, tenemos que tener claro el motivo por el que queremos alcanzar ese objetivo, lo que hará que sea mucho más fácil recordar así, todos los días, por qué lo estamos haciendo. Y como la vida cambia constantemente, ¿por qué no cambiar ese objetivo y reemplazarlo por uno nuevo si se da el caso? Por ejemplo, al principio, podrías haber empezado a comer sano porque querías lucir un bonito cuerpo. Ahora, necesitas cambiarlo, porque quieres estar saludable y prevenir futuras enfermedades, no solo por la apariencia. También podría ser por cambios en la vida laboral o por cambios en la familia.

Al final, hay cosas más importantes que un cuerpo atractivo. Hay que priorizar y cambiar de objetivos. Si no, podrías empezar a inventarte excusas para no hacer esa cena saludable y al mismo tiempo, sentirte mal porque estás comiendo mal, lo que te llevará a ansiedad y energía negativa. Así que, mantente evolucionando y aceptándote a ti mismo. Si quieres que sea un estilo de vida, un habito, necesitas dejar que la vida sea parte del procedimiento, con todos sus altibajos y cambiar el significado de tu meta con el tiempo, para hacerlo más sencillo.

Una de las cosas muy importantes a tener en mente, en mi opinión, es dejar de esperar a que llegue la motivación. La motivación no vendrá automáticamente, sólo tienes que empezar. No pienses mucho, sólo hazlo. Cuando encuentres la razón por la que vale la pena luchar por algo, y aceptes que puede cambiar con el tiempo, sólo hazlo.

Recompénsate y sé amable contigo mismo. Construye metas a corto y largo plazo. Metas que se puedan alcanzar con un poco de esfuerzo y trabajo, que sean tangibles y reales. No te pongas metas muy altas y quieras alcanzarla muy rápido. Eso solo te llevara a la desilusión y a tirar la toalla. ¡Enfócate! Es muy fácil olvidarse del progreso que haces en el día a día, en medio del estrés que vivimos en la vida cotidiana, que solo te lleva a fijarte en las cosas “malas”. El estrés es un verdadero asesino de la motivación. No dejes que te gane la partida.

La mente siempre intenta confundirnos. Es perezosa a la hora de trabajar. No dejes que te diga quién eres, ni lo que puedes conseguir en la vida. Siempre te está limitando en todo. Es tu peor enemigo y convive contigo, así que tienes que aprender a convivir con ella y detectar cada intento que haga para hacerte sentir mal o cada vez que intente limitarte en tus aspiraciones. Tienes que hablar con ella, reírte de sus estúpidos intentos para desmotivarte y demostrar tu fortaleza por encima de la suya. ¡Tu mandas en tu vida, no ella!

Se generoso y amable contigo mismo. Nadie va a ser más duro y critico contigo que tú mismo. Decirte cosas buenas te va a ayudar a continuar luchando por tus metas. Con el tiempo, conseguirás engañar a tu cerebro para que te deje vivir tranquilo y enfocado en tus objetivos.  El cerebro está realmente programado con todos estos patrones, pero se pueden cambiar, en parte engañándolo. Puede ayudar, leer todos los días o ver algo motivacional – como citas, vídeos en Youtube, libros, etc. Es muy fácil quedarse atascado en el “todo o nada” que está hecho para finalmente caer en el “nada”. En vez de eso, valora todo lo que haces, tanto si es grande como pequeño. Porque si te concentras en lo que no hiciste, solo sentirás ansiedad y lo más probable es que te rindas, lo que te llevará a menos motivación y a la sensación de que tienes que empezar de cero de nuevo. Pero si siempre haces algo pequeño todos los días, estarás en equilibrio y crearas un ambiente positivo, que te animara probablemente a querer hacer más todos los días. Necesitas recordarte que la disciplina y sentirte motivado es algo que necesitas entrenar como cualquier otra cualidad o habilidad.

En resumen:
– Encuentra el significado de lo que haces y déjalo cambiar con el tiempo si es necesario.
– Deja de esperar a que venga la motivación y ¡hazlo!
– Hacer algo pequeño todos los días sin la necesidad de hacerlo todo “perfecto” .
– No te critiques a ti mismo, date crédito por cada cosa que haces.
– Habla bien contigo mismo. ¡Tal vez no lo creas al principio, pero el cerebro es más fácil de engañar de lo que piensas!

How do you find the motivatin to do something in the first place – like working out, eating healthy, change a bad habbit or studying? How do you stay motivated?

These are questions that I think everybody can relate to in one way or another. Motivation can mean different things for different people but at the end it comes down to finding the lust to do something/s and keep doing it, even the days you feel like the goal you had no longer means anything. Motivatin is really just about getting the brain to make us do something – sounds easier then it is in real life, doesn’t it? That is why I want to share with you my thoughts on this subject and I am going to use ”eating healthy” as an example, even if you can apply it to anything in life.

First of all you need to make it clear for yourself why you want to do something, which will make it much easier to remind yourself everyday why you are doing it. And while life goes on that why may not feel as important as before – then it can be about time you change the why you had in the beginning and replace it for a new one. For example, in the beginning you might have started eating healthy because you wanted to look good and now you need to change it for that you want to be healthy and prevent diseases – not just because of the looks. For example – if a job comes in the way or your family, a good looking body might not be as important as before. If you don’t change your why you might start making up excuses not to make that healthy dinner but at the same time feeling bad that you are eating less healthy – which will lead to anxiety and negtive energy. So, stay evolving and accepting towards yourself. If you want it to be a life style you need to let life be a part of it with all its ups and downs and change the meaning of your goal with time – so it makes sence.

One of the very important things to have in mind, in my opinion, is to stop waiting for motivation to come. The motivation won’t come automatically, you need to just start. Don’t think to much, just do it. When you find the reason something is worth fighting for, and accept that it can change with time, just do it.

Reward yourself and be kind. Make short term and long term goals and be nice to yourself. It is very easy to forget the progress you make in the middle of the stress of everyday life or just focusing on the ”bad” things. It is a real motivation killer to critisice yourself everyday – say nice things to yourself even if you don’t believe them in the moment. With time you will, the brain can be tricked into changing! The brain is really just programmed with all these patterns which you can change, partly by tricking it. It can help to everyday read or watch something motivational – like quotes, videos on youtube, books etc. If you still find yourself stuck, do something small. It is very easy to get stuck in the ”all or nothing” which is made for finally falling into the ”nothing”. Instead give yourself credit for everything you do, big as small. Because if you just focus on what you didn’t do, you will only feel anxiety and most likely give up, which will lead to less motivation and the feeling that you have to start from zero again. But if you always at least do something small everyday you will be in balance and create a positive environment and probably want to do more of it with time. You need to remind yourself that discipline and feeling motivated is something you need to train like any other quality or skill.

To sum it up:
– Find the meaning of what you do and let it change with time if it is necessary
– Stop waiting for motivatin to come – just do it!
– Do something small everyday rather than having the need to do everything ”perfect” – Don’t criticize yourself, give yourself credit for every sall thing you do.
– Talk nicely to yourself, maybe you don’t believe it in the beginning but the brain is easier to trick then you think!